lunes, 31 de diciembre de 2007

Operación Emanuel podría concretarse a cualquier hora en los próximos días



Operación Emanuel podría concretarse a cualquier hora en los próximos días
Caracas, 30 Dic. ABN.- El coordinador general de la operación Emanuel, Ramón Rodríguez Chacín, informó que la liberación de los retenidos por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) podría concretarse a cualquier hora, incluso en la noche, de los próximos días. Más información.

Sobrevivir en una ‘prisión secreta’ de la CIA Por Amy Goodman*
El programa de secuestro y tortura del gobierno de Bush, con sus “vuelos de tortura” a bordo de jets privados y las "prisiones secretas" de la CIA, salió un poco más a la luz este semana. Hablé con Mohamed Farag Ahmad Bashmilah en su primera entrevista para televisión. Más información.
Seguridad Democrática

Nuevos asesinatos del Ejército en el oriente antioqueño La Corporación Jurídica Libertad informó a la opinión pública nacional e internacional las denuncias sobre nuevas ejecuciones extrajudiciales que el Ejército Nacional ha perpetrado en los municipios de Argelia y Sonsón en el oriente de Antioquia. Sigue...


LEA



domingo, 30 de diciembre de 2007


Llegaron a Villavicencio comisionados participantes en Operación Emanuel
Villavicencio, 29 dic. ABN.-Los comisionados internacionales que participarán en la Operación humanitaria Emanuel para la liberación de la ex candidata a la vicepresidencia de Colombia Clara Rojas, su hijo nacido en cautiverio Emanuel y la ex senadora Consuelo González de Perdomo, arribaron a las 5 y 20 de la tarde de este sábado al Aeropuerto Vanguardia, en Villavicencio, Colombia. Más información.


Astrid Betancourt: Familias le damos mandato a Chávez para seguir la mediación
“Cuando hay una emergencia humanitaria en un país, y el gobierno de ese país no ha tomado las medidas necesarias para solucionar ese problema, ese problema se vuelve un caso de la humanidad, porque tiene que ver con la vida”, dijo la hermana de Ingrid Betancourt. Más información.


sábado, 29 de diciembre de 2007


Este sábado se inicia la segunda fase de la ''Operación Emmanuel''
En los helicópteros viajaron delegados de la Cruz Roja y el vicecanciller venezolano para América Latina, Rodolfo Sanz, quien agradeció, en nombre del Gobierno de Venezuela, el recibimiento brindado a la comitiva. Más información.

viernes, 28 de diciembre de 2007

Partida de helicópteros venenzolanos hacía Colombia inició operativo para recibir aliberados


Partida de helicópteros venezolanos hacia Colombia inició operativo para recibir a liberados
''El mundo quiere la paz, ese es un mensaje que debemos leer todos. No sólo queremos la paz, la necesitamos, para darle a nuestros pueblos la mayor suma de felicidad posible'', dijo Chávez luego de la partida de las aeronaves. Más información.



Operación 'Emmanuel' se efectuará este viernes
Caracas, 27 Dic. ABN.- Aproximadamente a las 3:00 de la tarde de este viernes despegarán los helicópteros venezolanos con sus tripulaciones en los que serán trasladados los tres rehenes que serán liberados por las Fuerzas Armadas Revolucionaras de Colombia (Farc), anunció este jueves el presidente de la República, Hugo Chávez. Más información.






DENUNCIA



El 15 de junio del año en curso fueron retenidos por Organismos de Seguridad del Estado dos dirigentes estudiantiles y un profesor vinculados a la Universidad de Caldas, a quienes les endilgaron el carácter de ideólogos del partido comunista clandestino PC3 y quienes fueron privados de la libertad en la audiencia de garantías, posteriormente en el uso del recurso de apelación un juez de conocimiento decidió darles la libertad sin restricción de medida alguna por cuanto consideró que, ninguno de los compañeros es un peligro para la sociedad, que no existen pruebas materiales suficientes para mantenerlos privados de su libertad y sobre la presunción de inocencia de los compañeros. Sigue....


LEA

Detenido arbitrariamente y desterrado por el Ejército líder campesino defensor de derechos humanos




Desilusión entre trabajadores y celebración de empresarios por reajuste salarial




Gobierno autorizó 72 horas para liberación de secuestrados; Hugo Chávez dice no saber de plazos




210 años del natalicio de Manuela Sáenz


Mensajes de solidaridad y esperanza de los Cinco


EXTRACTOS, TEMA: CANJE HUMANITARIO OPERACIÓN TRANSPARENCIA

Fidel Castro: Crisis paquistaní es consecuencia de ''políticas aventureras'' y guerras de EEUU









jueves, 27 de diciembre de 2007

En Libertad Defensor Héctor Torres



Héctor comunica sus agradecimientos a todas y a todos y a las organizaciones nacionales e internacionales por la efectiva y pronta solidaridad con la que estuvimos prestos en el acompañamiento.
EN LIBERTAD HECTOR HUGO TORRES Presidente Comisión de Seguimiento a los Derechos Humanos y El Derecho Internacional Humanitario del Bajo Ariari GRACIAS POR LA EFECTIVA SOLIDARIDA. Sigue....

DENUNCIA PÚBLICA DETENIDO HECTOR HUGO TORRES



Contra Defensores de Derechos Humanos, Organizaciones No Gubernamentales y Líderes Sociales.
El día de hoy 26, de diciembre a la 1:45 p.m. en la localidad de Bosa de Bogotá D.C. fue detenido por miembros de la SIJIN acompañados por una patrulla Policía Nacional, el señor Héctor Hugo Torres, es acusado de Rebelión y Concierto Para Delinquir, ubicando una vez más la postrera persecución que contra los dirigentes y defensores de Derechos Humanos se viene realizando por parte de la llamada “Seguridad Democrática”, en este momento Héctor se encuentra en manos de la SIJIN , en el departamento del Meta, sin tener certeza de las condiciones y garantías en que se encuentre. SIGUE...

miércoles, 26 de diciembre de 2007

Gobierno de Colombia autoriza operativo de liberación y agradece al presidente Chávez



El Gobierno de Colombia aceptó la propuesta de liberación presentada por Venezuela de los tres secuestrados: Clara Rojas, su hijo Emmanuel, nacido en cautiverio; y la ex congresista Consuelo González, con la única condición de que las aeronaves venezolanas que ingrsen al vecino país como parte del operativo tengan el emblema de la Cruz Roja Internacional. Sigue...


Caravana humanitaria y las FARC se encontrarán en Villavicencio por entrega de retenidos
TeleSUR _ 26/12/07 - 12:50 CCS

El mandatario venezolano agradeció el apoyo expresado por los Gobiernos de Francia, Cuba, Ecuador, Bolivia y Argentina, para la concreción del plan formulado para recibir a los retenidos que las FARC prometieron entregar, como gesto unilateral. Sigue....



lunes, 24 de diciembre de 2007

Fotos de hijos de Ingrid Betancourt llegan a las selvas colombianas como regalo de Navidad


Fotos de hijos de Ingrid Betancourt llegan a las selvas colombianas como regalo de Navidad
TeleSUR _24/12/07 - 08:32 CCS
Durante 11 horas de vuelo sobre las selvas de Colombia, Lecompte conversó con diversas comunidades indígenas para pedirles que hagan circular las fotos de Lorenzo y Melanie, con la firme esperanza de que puedan llegar a manos de Ingrid en esta Navidad. ..Sigue
Lea

Piedad Córdoba: 'Operaciones militares amenazan con frustrar liberación'


Piedad Córdoba: 'Operaciones militares amenazan con frustrar liberación'

La senadora y ex facilitadora para el acuerdo humanitario, Piedad Córdoba, advirtió que el aumento de las operaciones militares colombianas en la frontera con Venezuela podría impedir que se haga efectiva la liberación de Clara Rojas, su hijo Emmanuel, y la ex congresista Consuelo González de Perdomo, como lo anunció las Farc. Más información.
Lea

sábado, 22 de diciembre de 2007

miércoles, 19 de diciembre de 2007

Felices fiestas les desea Carlos Lozano

Que el descanso de la época navideña nos de tiempo para reflexionar y fortalecer nuestro compromiso de lucha por la defensa y el respeto a la dignidad humana el próximo año y todos los años de nuestra vida

martes, 18 de diciembre de 2007

Madre de Clara Rojas confía en que sea cierta liberación de tres rehenes


Martes, 18 de Diciembre de 2007
Madre de Clara Rojas confía en que sea cierta liberación de tres rehenes
EFE -
Clara González de Rojas, madre de la ex candidata a la vicepresidencia de Colombia Clara Rojas, secuestrada desde el 2002 por las FARC, confió hoy en que sea cierta la noticia de que ese grupo la liberará pronto junto con el hijo que tuvo en cautiverio y la ex congresista Consuelo González de Perdomo.La madre de la política y profesional declaró a los periodistas que espera que se concrete el anuncio atribuido a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), divulgado por medios internacionales.La posible liberación de las tres personas se menciona en un comunicado de las FARC filtrado hoy por la agencia cubana Prensa Latina.El comunicado señaló que liberarán a Clara Rojas, a su pequeño hijo Emmanuel y a la ex parlamentaria González de Perdomo, ante el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, "o a quien él decida"."Espero que esta vez sean liberados (Clara Rojas y Emmanuel). Sería el mejor regalo de navidad que Dios nos podría dar después de tanto sufrimiento", declaró Clara González de Rojas.Sigue..


FARC anuncian liberación de tres retenidos, entre ellos Clara Rojas y su hijo Enmanueln el comunicado difundido por Prensa Latina, el grupo guerrillero califica la autorización de una zona de encuentro por parte de Uribe, como una decisión “improvisada”, por lo que ratificaron como única condición para negociar un canje, el despeje de los municipios vallecaucanos, Florida y Pradera. Sigue..

Bush admite problemas en la economía de Estados Unidos

lunes, 17 de diciembre de 2007

Las mentiras de El País de Madrid


Comentarios breves

Las mentiras de El País de Madrid

El diario El País de Madrid, que se reputa de serio, le da cabida a un artículo de mentiras recicladas sobre supuesta colaboración del Gobierno de Hugo Chávez con la guerrilla de las FARC. Son las mismas falacias, que repite en elúltimo tiempo como disco rayado, la periodista Patricia Poleo, opositora y escondida en Miami por su particiupación en la intentona golpista contra Chávez. La Poleo no ha podido demostrar ninguna de sus calumnias, como la de la supuesta presencia de Ingrid Betancourt en territorio venezolano, descartadadsespués de conocidas las recientes pruebas de vida. El País se une al coro mentiroso contra la revolución bolivariana,en particular después del incidente delpresidente Chávez con el rey Juan Carlos. No oculta su carácter monárquico y chouvinista. La firmeza de Chávez les revolvió el fantasma franquista que los acompaña.

Belisario y Venezuela

Otro que decidió despacharse contra el presidente Hugo Chávez y la revolución bolivariana fue el expresidente colombiano Belisario Betancur, casado en segundas nupcias con la venezolana Dalita Navarro, exmujer de Teodor Petkof otro izquierdista arrepentido comolos hay también en Colombia. Belisario ataca a Venezuela,pero guarda silencio de la deuda que tiene con la verdad histórica en Colombia por lamasacre del Palacio de Justicia de la cualél es responsable. Por lo demás estásub judice pues apetición de la´Corte Suprema de Justicia su conducta debe ser investigada por la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes. El típico caso de quien ve la viga en el ojo ajeno.

El viejo truco

El presidente Uribe Vélez aseguró que hay políticos del país y del exterior que le aconsejan a las FARC no aceptar la zona de encuentro para el intercambio humanitario. El viejo truco para desviar la atención del país y del mundo de la incoherencia de su Gobierno, que mientras habla de zona de encuentro los militares adelantan los operativos militares de rescate con el peligro que ello entraña para las personas en cautiverio. Si es ciertolo que dice Uribe ¡que diga los nombres de lospolíticos a los que se refiere!

Losempresarios y el salario mínimo

La mezquindad de los empresarios quedó al desnudo en la llamada concertación del salario mínimo con los sindicatos, pues mientras son los beneficiados del crecimiento económico que para nada alivia la situación social del país, pretenden el incrementomiserable del salario mínimo que devengan casi la mitad de los colombianos. Son los chupasangres del trabajo de los colombianos. Ahora el Gobierno Nacional, como es costumbre, establecerá el salario mínimo, decretando la cifra propuesta por los empresarios. El gobierno declase se coloca al lado del capital, ello ya se sabe de antemano.

Un columnista grosero

Un tal Ernesto Yamhure, columnista del semanario El Espectador, se despachó contra el periodista sueco Dick Emanuelsson al que calificó deterrorista con palabras insultantes almejor estilo de los uribistas. Yamhure, columnista poco conocido y creo que leído, porque sus artículos son venenosos, mal escritos y sin ninguna inteligencia, acude al fácil expediente de laofensa y la calumnia ante la falta de argumentos. Desdfeaquí le expresamos nuestra solidaridad al periodista Dick Emanuelsson, con la seguridad que los insultos del agresor lo enaltecen.

Ortega y Colombia

El Gobierno de Colombia decidió reaccionar demanera agresiva porque elpresidente de Nicaragua, Daniel Ortega, calificó de hermano y compañero aManuelMarulanda,compañero de las FARC. Esla forma de un lenguaje característico que no debe sorprender a nadie. Como nadie se sorprendió en Colombia que Uribe se refiriera a los paramilitares como "los muchachos de la sautodefensas mal llamadas paramilitares". ¿De qué se aterran el Gobierno y sus voceros indecentes?

sábado, 15 de diciembre de 2007

Declaración de Carlos A. Lozano Guillén


Declaración de Carlos A. Lozano Guillén


“Los héroes también existen”

Como lo había advertido el semanario VOZ, conocidas las gestiones que iniciarían monseñor Luis Augusto Castro y el padre Darío Echeverri para contactar al Secretariado de FARC a fin de discutir la eventual “zona de encuentro” para el intercambio humanitario, con toda seguridad aparecerían “falsos positivos” descubiertos por los organismos de inteligencia del Estado y hasta atentados terroristas con características de provocación similares al petardo de la Escuela Superior de Guerra en octubre del año pasado y que ahora presentan como obra de una señora a la que llaman la Mata Hari colombiana que se le metió hasta en las sábanas a más de un general del Ejército.

Y la verdad es que no se demoraron mucho. Aparecieron las escandalosas declaraciones del general Naranjo y de los organismos de inteligencia, sobre el “descubrimiento” de planes terroristas navideños y hasta un operativo de las FARC para secuestrar a los hijos del presidente de la República. El escándalo no se hizo esperar. Tratan de crear zozobra y nuevas talqueras para el intercambio humanitario. Es la costumbre, así suele ocurrir cuando se avanza en esa dirección. Los grandes medios de comunicación se prestan como caja de resonancia y hasta RCN TV, conocida como Radio Casa de Nariño, en el programa “La Noche”, presenta a uno de los hijos del mandatario, entrevistado por Claudia Gurissati, quien con libreto previo lo presenta como un sacrificado que prefiere quedarse y no huye para el exterior. Se mantiene al pie del cañón y no se va del país como si lo hacen los familiares de la guerrilla, según la versión de la presentadora. “Los héroes también existen” según el liberto de la Gurissati. Es el mismo de siempre. Los enemigos agazapados de la paz están latentes, nunca duermen. Acechan una y otra vez.

viernes, 14 de diciembre de 2007


Alianza estratégica Venezuela-Brasil
La alianza estratégica entre Venezuela y Brasil surge hoy como un elemento a favor del desarrollo en dos de las principales economías suramericanas, apoyadas en sus respectivas potencialidades y la firma de nuevos acuerdos comerciales. Más información.




Cada vez que hay posibilidad de paz, Uribe interrumpe pláticas, acusa Yolanda Pulecio
Yolanda Pulecio, madre de Ingrid Betancourt, secuestrada hace cinco años por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), dijo hoy aquí que en cada ocasión en que el presidente Álvaro Uribe ve una oportunidad de paz en su país, interrumpe de inmediato las negociaciones, y sostuvo que éste es un momento histórico para que la insurgencia muestre al mundo su capacidad de dar una respuesta humanitaria a fin de lograr un canje de 50 rehenes por unos 500 guerrilleros presos. Más información

Lea






























miércoles, 12 de diciembre de 2007

Presentación


Presentación

El 20 de julio del presente año el semanario VOZ cumplió cincuenta años de vida. Para algunos un acto heroico, para el Director del periódico una conquista democrática y popular. No ha sido fácil su existencia en medio del acoso de la guerra sucia, el terrorismo de Estado y de la asfixia económica, en un país donde la libertad de prensa es solo letra muerta en el texto de la Constitución Política. Un buen argumento para desbaratar la prédica de los que sostienen que Colombia es un país democrático y que aquí existe el Estado Social de Derecho.

A raíz del importante acontecimiento el director de VOZ, Carlos A. Lozano Guillén fue entrevistado para diarios, revistas, radio, televisión y la internet, en el país y en el exterior. No había precedentes de tratamiento igual a una publicación de izquierda en Colombia, en donde por lo regular este tipo de publicaciones son ignoradas y vilipendiadas. Los 50 años de VOZ no pudieron ser silenciados por el Establecimiento, aunque los sectores democráticos y populares en el país y en el exterior se volcaron a respaldar el semanario y a destacar su vida y existencia. El Director fue invitado a numerosas universidades y auditorios académicos para hablar de la historia VOZ y sobre la prensa alternativa.

A la vez, fue condecorado por el Senado de la República y otros centros educativos. Iguales reconocimientos recibió en España, Francia y Reino Unido. En esta pequeña publicación, financiada por amigos y simpatizantes, VOZ quiere reproducir cinco de las tantas entrevistas al director de VOZ, Carlos A. Lozano Guillén, en donde analiza el significado del semanario y los problemas políticos de la actualidad.

Dice Carlos Lozano, periodista colombiano


Dice Carlos Lozano, periodista colombiano
“Con Uribe en el Gobierno es imposible avanzar hacia la democracia”

*Francisco Serrano
Periodista
En Colombia, según dicen los expertos, en los últimos años no hubo otra elección tan enconada y de tanta contradicción entre las fuerzas de izquierda, representadas en el Polo Democrático Alternativo y el gobierno derechista de Álvaro Uribe Vélez, como las del 28 de octubre pasado, cuando fueron elegidos los gobernadores, alcaldes, diputados departamentales, concejales y ediles en el país.

Uribe Vélez, con segundo mandato desde hace 14 meses después de la reelección y con enormes posibilidades de un tercer periodo y segunda reelección, porque así lo promueven varios políticos uribistas, atacados por el fenómeno de la ‘parapolítica’, se enfrentó al líder del Polo Democrático Alternativo, ex magistrado Carlos Gaviria Díaz, al que acusó de “encenderle una vela a la democracia y otra a la guerrilla”. Gaviria le respondió con energía y desde entonces hay un agrio enfrentamiento entre los altos funcionarios del Gobierno y el veterano líder de la izquierda, en las pasadas elecciones candidato presidencial de esta tendencia con más alta votación en todos los tiempos.

Pero los dardos del presidente Uribe Vélez también se dirigieron contra Carlos Lozano, director del diario la VOZ, el más conocido de la izquierda, quien había denunciado que el Gobierno se estaba extralimitando e interviniendo en política para impedir el triunfo del Polo en Bogotá, la capital del país. En las dos últimas elecciones con candidatos victoriosos de la izquierda a pesar del prestigio personal del presidente. Uribe le respondió de forma ácida, diciéndole a los periodistas: “Díganle al doctor Carlos Lozano que es mejor participar en política que participar en la guerrilla”. De ahí en adelante la estrategia de Uribe Vélez fue atacar a Samuel Moreno Rojas, candidato del Polo a la Alcaldía de Bogotá, por supuesta complicidad con la guerrilla y otros golpes bajos, calificados de ‘guerra sucia’ por su campaña.

Después de las elecciones el presidente Alvaro Uribe Vélez no ha ocultado la inconformidad con el resultado electoral. No ha querido conversar con el nuevo alcalde, mostrando un claro resentimiento, a la vez que dijo que su segunda reelección y tercer mandato podría ser viable si en Colombia se produce una hecatombe. Para la izquierda es la manera como Uribe le da carta blanca a los promotores de la segunda reelección, amén de que revela una actitud suya prepotente y mesiánica.

Carlos Lozano es dirigente del Partido Comunista Colombiano y miembro de la Junta Nacional del Polo Democrático Alternativo, desde hace 16 años director del diario la Voz. Es un destacado periodista, conocido en el medio, de prestigio nacional e internacional por su abnegada dedicación a la búsqueda de la paz y del intercambio humanitario. Persona carismática y amable, querido por tirios y troyanos, aunque conocido por su carácter y manera directa de decir las cosas. Al pan, pan y al vino, vino. Es lo que parece no gustarle al gobierno actual. Quisimos conocer sus opiniones sobre la reciente contienda electoral, que según su periódico el Polo está en ascenso y las elecciones fueron una “bofetada al presidente Uribe y a la pareapolítica”.

-¿No le parece exagerado decir que Uribe recibió una bofetada? Perdió en Bogotá pero ganó en el resto de Colombia.
-Nosotros analizamos de otra manera los resultados electorales. Desde el punto de vista político el presidente Uribe Vélez recibió una derrota, no sólo porque el Polo Democrático Alternativo ganó las elecciones en Bogotá, sino porque también logró la gobernación del departamento de Nariño, al sur del país, y aumentó la votación en el territorio nacional. La intervención abierta, descarada e ilegal del presidente Uribe en la campaña electoral contra el Polo fue para impedir su avance nacional. Contra Samuel Moreno Rojas, candidato a la Alcaldía, no sólo acudió a la calumnia, porque lo sindicó de cómplice de la guerrilla y de comprar votos, sino que adelantó una guerra sucia sin precedentes, apoyado en los altos funcionarios del Gobierno y en los grandes medios de comunicación. Pero también hizo tres o cuatro viajes a Pasto, capital de Nariño, para actuar contra la candidatura a la gobernación de Antonio Navarro, uno de los principales dirigentes nacionales del PDA. En ambos casos perdió Uribe. Y como si fuera poco la votación del Polo creció en todo el país... Apenas tiene un año y cuenta con un millón de votos propios, además de los de opinión que lo favorecieron como en el caso de Bogotá y Nariño.

-Algunos medios y el Gobierno sostienen que el Polo sólo existe en Bogotá y Nariño.
No es cierto. El Polo eligió, además, veinte alcaldes, veintidos diputados, más de un centenar de concejales, entre estos en las capitales, y ediles en las localidades de las principales ciudadaes del país. Además es la primera fuerza política en Bogotá. El Polo es una realidad nacional, es lo que le preocupa a Uribe y a la ultraderecha. Está en ascenso mientras el uribismo revela síntomas de fatiga y el presidente entra en la etapa del ocaso. Su actuación desesperada y delirante así lo revela. ¿Qué más puede ofrecerle Uribe al pueblo colombiano, además de guerra y demagógicos ‘chequecitos’ en la campaña de familias en acción?

-No se. Soy un periodista extranjero y no soy el llamado a dar juicios definitivos y sobre todo apresurados, pero todo indica que la fuerza uribista es arrolladora.
-Es cierto que Uribe Vélez con su ambición desmedida y estilo antidemocrático logró cooptar buena parte de los tres poderes del Estado. Domina a sus anchas el Ejecutivo y el Legislativo, pero le surgieron contradicciones con el poder judicial, porque en la Corte Suprema los magistrados no se doblegaron a sus presiones para beneficiar a los congresistas uribistas procesados por los vínculos con las mafias del narcotráfico y del paramilitarismo, lo que se conoce como ‘parapolítica’. Pero ya no puede gobernar igual que antes, las contradicciones entre ellos mismos son fuertes y el Polo gana prestigio.

-Pero ganó las elecciones del domingo 28 de octubre pasado.
En la suma aritmética sí. Los partidos uribistas ganaron si se suman los escaños que logró cada uno de ellos. Pero ¿cómo los obtuvieron? A través de la compra de votos, de la intimidación de los paramilitares, de la campaña presidencial repartiendo ‘chequecitos’ en programas como familias en acción y otros parecidos de corte electorero o a través de las redes de informantes, conformadas por cerca de dos millones de personas a sueldo de la Presidencia de la República. En estas condiciones las elecciones no son democráticas, están cargadas de ventaja a favor de los partidos gubernamentales y están asediadas por la violencia oficial y de las mafias narcoparamilitares. Varios candidatos del Polo fueron apresados durante la campaña electoral. Inclusive algunos están todavía en la cárcel sindicados de rebelión, el fantasma con el cual se pretende judicialziar a la oposición política de izquierda en Colombia. Mire usted no más el ejemplo de Convergencia Ciudadana, uno de los partidos uribistas, que tiene en la cárcel y procesados a la mayoría de sus congresistas, que logró nuevas posicions en las elecciones recientes. O también el partido de la U o el de Colombia Democrática de Mario Uribe escobar el primo del presidente, cuestionados por los nexos con el paramilitarismo y el narcotráfico y ahora aparecen reclamando la victoria. Lograda, no hay duda, gracias a las trampas, al fraude y a la intimidación. De lo contrario habría que concluir que el pueblo colombiano es estúpido y yo estoy seguro que no es así. Estamos ante un Gobierno tramposo e indecente, que orquesta todo esto. Esa es la realidad

-El Gobierno dice que el Polo no se desmarca lo suficiente de las guerrillas, sobre todo de las FARC.
-Eso no es cierto. El Ideario de Unidad y los estatutos del Polo lo definen como una organización legal, civil, democrática y ajena a la violencia, al tiempo que condena el uso de las armas como forma de acción política. ¿Qué más quieren? Lo que pasa es que el Polo reconoce el conflicto colombiano y sus causas y por ende se pronuncia por la solución política del mismo sobre la base de erradicar las causas que originaron ese conflicto. Uribe reduce todo a decir que la guerrilla es una fuerza terrorista y punto, ignorando los aspectos sociológicos y políticos que determinan el conflicto y su solución. Uribe pretende aglutinar el país en torno a la guerra y eso fracasó. Hoy la tendencia es hacia el acuerdo humanitario y la solución política. La carta guerrerista fracasó y el Polo se niega a hacerle el juego al belicismo uribista, entre otras cosas ligado éste a la nefasta política ‘antiterrorista’ de Bush, en el fondo intervencionista y agresiva para los pueblos del mundo.
Uribe ejerce el poder a través de medios violentos y de restringir la democracia. Es curioso que descalifique al Polo por supuestas simpatías con la guerrilla, pero su Gobierno se debe al narcoparamilitarismo, para el que pretende impunidad de sus crímenes, ellos son el peor lastre del conflicto y de su degradación. Todos esos partidos uribistas tienen a varios de sus líderes y congresistas encarcelados y procesados porque se beneficiaron del apoyo electoral paramilitar. ¿Cómo puede demostrar Uribe que esos mismos votos no lo favorecieron a él en la primera y segunda elección? El paramilitarismo es parte de la base social del uribismo y de su filosofía política e ideológica, no me cabe la menor duda.

-¿Usted se sintó ofendido por lo que le dijo el presidente?
-No. Me resbaló, porque cada uno da de lo que tiene. ¿Qué más puede esperarse de un Gobierno indecente?

-¿No cree que debe haber más claridad en el Polo sobre su distancia con el terrorismo?
-El Polo tiene distancia del terrorismo. No lo respalda ni lo apadrina. Lo que habría que definir es qué es el terrorismo. ¿Quién es terrorista? ¿Es Bin Laden el terrorista y no Bush? ¿No es terrorismo de Estado lo que hay en Colombia, cuando existe el exterminio sistemático de la izquierda, de los sindicalistas y de los líderes populares? Aquí hay es un conflicto interno, es otra cosa, que debe resolverse por la vía pacífica y sin armas. A esto apunta el Polo Democrático Alternativo. Claro que al respecto hay diferencias, existe un debate al interior del Polo, que se va decantando, pero en lo que no hay duda es en la solución política del conflicto y en que el Polo no acepta el uso de las armas en la contienda política. En lo personal creo que el concepto de terrorismo es maniqueo. No creo mucho en la legitimidad del Tribunal Penal Internacional cuando Estados Unidos no lo respalda. Creeré en él el día que Bush esté sentado en el banquillo de los acusados como reo por delitos de lesa humanidad. De lo contrario es una pantomima para crear una jurisdicción internacional del tercer mundo.

-¿El Polo se define como una fuerza electoral?
-No solo electoral, también de masas y de lucha popular. Después de este avance electoral el Polo debe meterse de lleno en la movilización social y popular contra las privatizaciones, el TLC, la ofensiva del capital contra los trabajadores, por el intercambio humanitario y la paz con democracia y justicia social. En la resistencia civil y la vigorosa movilización popular está la fuerza democrática de las masas para imponer cambios en la vida nacional. Inclusive para sacar a Uribe y a los uribistas que son el principal estorbo para la democracia. Con ellos en el Gobierno es imposible avanzar en el fortalecimiento de la democracia.

-Pero Carlos Gaviria convocó a los polistas a ganar las elecciones de 2010.
-Sí. Pero si el proceso de acumulación de fuerzas de la izquierda y del movimiento popular es capaz de imponer la apertura democrática y social, a lo mejor tendremos elecciones anticipadas o un nuevo gobierno para reconstruir a Colombia. En Sur América hay ejemplos. El proceso político uribista se parece mucho al de Fujimori en Perú, aunque aquí no ha hecho tránsito todo el ciclo peruano. La historia, por lo general, no se repite tan igual, pero en nuestro país puede llegarse a situaciones muy parecidas a las del vecino país o de Ecuador o de Bolivia. No estamos condenados a cien años de la tragedia uribista. La crisis política en Colombia está acelerada, no así la económica y la social que tienen coyunturas favorables. Pero puede llegarse al punto de que la economía del capital no dé más, lo cual es previsible en el mediano tiempo, y la crisis social se dinamice con la luchas de los trabajadores, los campesinos, los jóvenes y los sectores populares.Así se darán los factores objetivos y subjetivos y ahí sí que Uribe se tenga de donde sabemos.

-¿Cómo interpreta usted la afirmación del presidente Uribe Vélez de que la segunda reelección es posible si hay una hecatombe?
-Algo muy propio de su estilo mesiánico. Él se cree una especie de superestrella, de predestinado no se por quién para salvar a Colombia de los ‘chicos malos’. Es ridículo. La única hecatombre en Colombia es el uribismo, un verdadero tsumani que arrasó con las posibilidades de paz y con los derechos de los trabajadores. Aquí está en cuestión es la democracia. Uribe quiere uniformar al país en el concepto totalitario de que él es el único que puede “salvbarlo de las garras del terrorismo”. El Secretario del Partido de la U, promotor de la segunda reelección, dijo con cinismo que la hecatombe puede darse por “el peligro de triunfo electoral del Polo o inclusive del Partido Liberal. Como Hitler, Uribe no quiere opositores, pretende el régimen del unanimismo y del reinado absolutista. Napoleón le quedó pequeñito.

-¿Es el Partido Comunista una piedra en el zapato del Polo por aquello de la combinación de las formas de lucha?
-Ese cuento huele a moho. Es un anacronismo. Es el argumento macartista de la derecha para meter cuña al interior del Polo para dividirlo. Hay quienes le hacen el juego a eso, no se por qué intereses, pero los hay. El Partido Comunista está en el Polo y comparte el Ideario, en el entendido que el Polo está en construcción y por eso es válida la batalla de ideas, adelantada sin sectarismo, sin descalificaciones y sin exclusiones y sobre todo con criterio constructivo para que se fortaleza la unidad. Así lo entendemos nosotros.

-¿Y en esto dónde está la guerrilla?
-La guerrilla es una realidad nacional, que no se puede desconocer. Es un fenómeno político y social de nuestra realidad, que puede superarse mediante la solución política del conflicto. Para la paz con democracia y cambios sociales el movimiento guerrillero es indispensable, su existencia hace parte de la vida nacional y de los cambios que se avecinan. En el entendido que la perspectiva es la paz y la lucha democrática de masas. La existencia de la guerrilla no es artificial ni fue impuesta por nadie, deviene de unas causas que la oligarquía colombiana no ha permitido modificar. Así lo consideramos los comunistas. Es nuestra lectura del proceso político colombiano. La razón nos la da el hecho de que la mayoría del país está por soluciones políticas y pacíficas del conflicto.

-¿Está cerca la paz para Colombia?
-No se si está cerca, pero de lo que estoy seguro es que es el único camino que tenemos para fortalecer la democracia y el nuevo orden social. La paz no es posible con la ausencia de democracia y ésta es cada vez más precaria; tampoco con la creciente miseria de una burguesía explotadora, que se lucra de manera desmedida con el sudor y la sangre de los colombianos y las colombianas. Si logramos el intercambio humanitario o el canje humanitario en buen camino de la mano de las gestiones del presidente Chávez y la senadora Piedad Córdoba, podemos decir que hemos subido otro escalón en el difícil camino de la paz. Esta será posible el día que los cambios se consoliden en una Constituyente con amplia participación, inclusive de las fuerzas guerrilleras. Colombia no se va a quedar atrás del proceso latinoamericano. Uribe es el aliado de Bush y de sus crímenes de lesa humanidad en el mundo, pero ello no compromete a todo el pueblo colombiano. Los colombianos y las colombianas somos gente buena, amante de la paz, de la democracia, de la fraternidad entre los pueblos, humanistas y orgullosos de nuestra soberanía hoy mancillada, por cuenta de Uribe Vélez, por la intervención norteamericana abusiva y prepotente.

Bogotá D.C. 6 de noviembre de 2007


Entrevista con Yamid Amat


Entrevista con Yamid Amat

Bloque de países presionaría intercambio humanitario: Lozano

El director del semanario VOZ dice que seguramente 'Marulanda' no se reunirá con Chávez, pero enviaría a 'Reyes'.

Un bloque internacional conformado por Venezuela, Brasil, Argentina, Ecuador, Bolivia y Francia, para presionar el intercambio humanitario, podría surgir de la mediación del presidente Hugo Chávez.

Así lo considera el abogado penalista Carlos Lozano, subsecretario del Partido Comunista y director hace 15 años del semanario Voz, órgano oficial de ese partido. La publicación acaba de cumplir 50 años.

Lozano revela que las Farc aceptarán la mediación internacional y que un miembro del Secretariado, posiblemente 'Raúl Reyes', irá a Caracas a reunirse con Chávez para dialogar sobre el intercambio. Se parte de la base de que existen regulares contactos entre Lozano y las Farc, a través de medios como Internet.

Las Farc deben entender que la guerra se ha venido agotando porque no resuelve este conflicto; hay que buscar salidas políticas. No ganarán las Farc ni ganará el Ejército; fracasó el Plan Patriota y durante este gobierno, que ha sido tan duro, no las han acabado; por eso, el único camino es la solución política. ¿Por qué no hay diálogo?
-Hay desconfianza recíproca y renuencia de quienes detentan el poder; plantear una salida sobre la base de desmovilizar a los guerrilleros porque sí, es casi un irrespeto. Decirles, "ustedes han estado alzados en armas hace muchos años y perdieron su tiempo, vengan para acá, los recibimos y les vamos a dar una finquita, una microempresa y el asunto queda resuelto", mientras el país sigue en las mismas condiciones que originaron el conflicto, parece una broma. No se puede hacer política con tanta comodidad. Esa negativa de la clase dominante a favorecer una apertura democrática determina también el conflicto.

-Eso en cuanto a la paz. ¿Y sobre el intercambio humanitario?
-Tanto el Gobierno como la guerrilla creen que el diálogo para el intercambio hace parte de la puja militar que hay entre ellos. Mientras el Gobierno faculta a Piedad Córdoba como agente de buena voluntad y acepta la mediación del presidente Chávez, pone al Ministro de Agricultura a recorrer el país para lanzar una campaña contra el despeje. El intercambio humanitario es eso; un acto de simple humanidad para dejar en libertad a unas personas que están en injusto cautiverio y eso se volvió un problema de estrategia militar y de ver quién gana. Vamos a ver si el presidente Chávez nos ayuda un poco...

-¿Usted sí cree que Chávez puede lograr el acuerdo?
-Creo que puede hacerlo; no va a ser fácil, no hay razones poderosas para ser optimistas, pero el país está agotado de posiciones guerreristas.

-¿Las Farc van aceptar hablar con Chávez?
-Creo que sí y el hecho de que se sienten a hablar ya es una ventaja, porque de pronto se pueden ir generando condiciones para el acuerdo.

¿Dónde, cómo y con quién será el encuentro entre Chávez y las Farc?
-Tiene que ser en Caracas, con alguien del Secretariado. No 'Marulanda', como lo pidió el presidente Chávez, pero sí alguien de alto nivel como el mismo 'Raúl Reyes', quien podría trasladarse bajo ciertos rigores de seguridad y con la anuencia del Gobierno colombiano por supuesto. Ojalá sea 'Reyes'. Granda también podría ser.

¿Y sobre qué hablaría el delegado de las Farc?
-Sobre las propuestas que presente Chávez; el problema no lo podemos dejar en 'No al despeje' o 'Sí al despeje', que es lo que tiene todo enredado. Hay que buscar fórmulas. Se trata de un encuentro para buscar una salida al intercambio. Solo al intercambio. Lo negativo es tratar de condicionar esa negociación a que los guerrilleros tienen que irse para no sé dónde; que hay que conversar sentados y no comer mucho; que no puede ser aquí sino allá, etc. ¡Mire todo lo que nos hemos demorado en esto! Además, si se llegara a un acuerdo sobre esos temas, vendrá lo más delicado, porque hay que definir quiénes serán los guerrilleros liberados y para dónde van. Hay que elaborar dos listas: la del Gobierno y la de las Farc.

-¿Eso qué quiere decir?
-Pues que si el Gobierno pide a Íngrid, las Farc piden a 'Sonia' y a 'Simón Trinidad'. Y los tres norteamericanos tienen que salir también, porque hacen parte de todo este drama, de toda esta tragedia.
-¿Sugiere un canje de los presos en Estados Unidos por los 3 norteamericanos?
-Puede ser una salida. Los Estados Unidos van a tener que ayudar. No sé qué tanto se ajuste a la legislación norteamericana; el hecho es que crearon ese problema con 'Simón' y con 'Sonia' innecesario, como lo estamos viendo en los juicios precarios desde el punto de vista probatorio.

¿Cualquier negociación de intercambio incluirá a 'Sonia' y a 'Trinidad'?
-Así lo han dicho las Farc y no creo que se muevan de ahí. Si Estados Unidos quiere ayudar, podría enviar a 'Sonia' y a 'Simón' para que cumplan su condena aquí. Los norteamericanos dicen que no hablan con terroristas, pero han mandado mensajes “secretos” utilizando lo que llaman “facilitadotes” para que les pregunten a las Farc qué es lo que quieren.

-¿Y las Farc qué han dicho?
-Alguna vez los Estados Unidos mandaron una razón de que negociaban, pero en secreto. 'Raúl Reyes' hizo una declaración diciendo que estaba dispuesto a hablar directamente con los norteamericanos si publicaban un aviso en El Tiempo en el que dijeran que iban a conversar con las Farc. Se callaron.

-En círculos del Gobierno hay la creencia de que el presidente Chávez termine creando un bloque de presión internacional para el acuerdo humanitario con los presidentes Lula y Correa y Kirchner y Evo...
-No solamente lo creo posible, sino que me parece conveniente. No se trataría de intervenir en los asuntos internos de Colombia, sino de ayudar a una solución humanitaria por la cual claman los colombianos y la comunidad internacional.

-¿Podría ser, inclusive, que Chávez invitara a Francia a ese bloque?
-Creo que sí. Es que podría incluirse a los países amigos: Francia, Suiza y España. Crear un bloque con los países latinoamericanos por el acuerdo humanitario.

¿Alguna vez en los últimos 15 años las Farc han corregido o rectificado alguna opinión o afirmación suya?
-No, que yo recuerde, no...

¿No será este reportaje motivo de la primera rectificación de las Farc a usted?
-No lo creo.

-¿Qué opina sobre la afirmación de que en Colombia no hay conflicto?
-Se equivoca el Presidente cuando habla de que no hay conflicto; algunos dicen que ese es problema semántico; pero no, es un problema de fondo. Si reconocemos el conflicto, tenemos que concluir que ese conflicto solo tiene solución política porque ese es su origen. Hay otras razones que pesan y que no son el narcotráfico; el narcotráfico está permeando, ¡claro!, como permeó toda la sociedad, pero él está equivocado al creer que resolviendo el narcotráfico vamos a resolver el conflicto.

¿La izquierda tiene futuro?
-Tiene espacio, tiene presente, y por supuesto, un gran futuro. Para resolver el conflicto tenemos que fortalecer la democracia y a eso va a ayudar el Polo Democrático Alternativo. Ojalá el Estado tenga la capacidad para reconocer eso, para que ofrezca todas las garantías al Polo para actuar en la vida política. Ojalá el Polo tuviera la oportunidad de gobernar el país; así como tuvo el valor de hacer política sin armas, con esa misma capacidad puede resolver el conflicto. Uno de los objetivos del Polo en su programa de construir gobierno es la solución política.

-¿Y quién le gusta como eventual candidato presidencial de la izquierda: Lucho Garzón, Angelino Garzón, Carlos Gaviria?
Carlos Gaviria. Es un hombre de gran capacidad, de inmensa formación, de mucha coherencia, no es sectario, pero tampoco es ambiguo.

-¿Cómo ha logrado VOZ sobrevivir 50 años?
-Ha sido una odisea; a mí me han tocado épocas muy difíciles; hubo que golpear muchas puertas para pedir ayuda; una vez el desaparecido Hernando Santos dijo que cuando él simpatizaba con la izquierda se robaba el plomo de El Tiempo y se lo regalaba a los de VOZ para que pudieran hacer el periódico. Fueron nuestros primeros años. Me han tocado épocas tan difíciles como el exterminio de la Unión Patriótica.

-¿Ese desastre no ocurrió porque las Farc mientras tenían a la UP como brazo político, seguían secuestrando?
-Sí, pero esa es una visión muy limitada. Las Farc nunca asumieron el compromiso de involucrarse a la UP hasta tanto no hubiera un proceso de paz exitoso. Las acciones armadas comprometían a las Farc, no a la UP, formada en su mayoría por gente que no era de la guerrilla.

-Pero los enemigos de las Farc asociaban a la UP con la guerrilla...
-Antes de la UP hubo otras experiencias como la Unión Nacional de Oposición, UNO, que también fue sometida al exterminio. Pero bueno, la izquierda evolucionó, el Partido Comunista se mantuvo y hoy estamos viendo lo que significa una presencia de la izquierda en la vida del país con el Polo Democrático.

-¿Las Farc han sido en algún momento brazo armado del Partido Comunista?
-No, pero sí estuvieron bastante hermanados en la lucha política. Las Farc surgieron de un movimiento de resistencia armada campesina desde los años 48. No dependían del Partido Comunista, aun cuando en la creación de las Farc, en el 64, participaron comunistas como Luis Morantes, que después se llamó 'Jacobo Arenas', o Hernando González, que era un dirigente de la juventud comunista.

-Las Farc nacen como un apéndice del Partido Comunista. ¿Cuándo las cosas se invirtieron?
En los años 80 el Partido Comunista plantea en uno de sus congresos que no habrá más decisiones conjuntas con las Farc y convoca a resolver el conflicto por la vía de la negociación. Las Farc comienzan a auscultar esa posibilidad de negociación. Se pacta una tregua. Ahí nace la Unión Patriótica. La UP es una iniciativa de las Farc, no del Partido Comunista. Es el experimento del diálogo para la búsqueda de la paz. Los asesinaron a todos.

Publicado en El Tiempo del domingo 26 de agosto de 2007

Entrevista con Indepaz “La política de paz debe ser un asunto de Estado”


Entrevista con Indepaz
“La política de paz debe ser un asunto de Estado

Darío Colmenares Millán


Carlos A.Lozano Guillén participó en la Comisión de Notables durante los diálogos del Caguán. Actualmente es director del semanario VOZ. Entrevista con Indepaz

-INDEPAZ: En la Comisión de Notables se habían definido unas agendas de negociación, ¿cuál es la vigencia de estas agendas en un eventual proceso de paz con los grupos armados?
-Carlos Lozano: Bueno yo creo que en general, el conjunto de las recomendaciones de la llamada Comisión de Notables está vigente, salvo quizás, la segunda parte que fue dedicada al tema del paramilitarismo, que es algo que se ha modificado con el proceso del actual gobierno. Pero en la parte de los procesos de diálogo y negociación para la solución política del conflicto, que fue la primera del informe de la Comisión de Notables y quizás el trabajo más consistente, tiene plena vigencia en todo su itinerario, tanto en los objetivos como en las recomendaciones.

-¿Cuáles eran los aspectos más significativos del informe de la Comisión de Notables?
-Creo que lo más significativo en las propuestas de la Comisión de Notables está en dos aspectos: el primero,la necesidad de disminuir la intensidad del conflicto, para no dialogar en medio de la guerra, sino bajo las condiciones de una tregua y de un cese al fuego pactado de manera bilateral, entre la guerrilla y el gobierno, con el fin de crear el mejor ambiente para la negociación. Y el segundo, la agenda de la negociación, es decir, que ese cese de fuegos y esa tregua sirvieran para que tanto la guerrilla como el gobierno se concentraran en la agenda de negociación que ya existía, que no la propuso la Comisión de Notables, sino que fue pactada por el Gobierno y la guerrilla de las FARC al inicio del proceso. Fue uno de los primeros pasos que dieron, pero que por desgracia nunca abordaron. Jamás discutieron la agenda sustantiva de negociación que ellos mismos pactaron desde el comienzo. Entonces, la Comisión de Notables planteó que la razón de ser del diálogo era la propia agenda de negociación y no los aspectos de procedimiento, de si la zona de despeje era buena o era mala, si se habían violado los acuerdos para el funcionamiento de la zona, etcétera. No se trataba de excluir los aspectos procedimentales, sino de evitar que se convirtieran en lo esencial. La tregua y el cese de fuego debían tener como objetivo crear el mejor ambiente para que las dos partes, acompañadas por la “sociedad civil”, pudieran concentrarse en la negociación de la agenda común.

-Pero existiendo esa agenda común, ¿qué era lo que hacía que no se pudieran apartar de lo procedimental, qué fue lo que hizo que todo se enredara en lo procedimental?
-A mi modo de ver, que el gobierno de Pastrana no estaba preparado para una negociación de los aspectos de fondo del proceso de la solución política. Es decir, no había realmente un respaldo pleno, ni del gobierno de los Estados Unidos, ni de la clase dominante colombiana para que se pudieran abordar los temas de fondo en la negociación. Por eso Pastrana, interesado en un proceso de paz, se concentró en esos aspectos procedimentales, mientras trataba de ganar tiempo para convencer al Establecimiento colombiano de que era necesaria una negociación sobre los aspectos políticos, sociales y económicos que estaban contenidos en la agenda. En la historia de esa negociación, encontramos que no hubo un solo momento en que se abordara la agenda. Quien más insistió en que se abordara la agenda fue la guerrilla. Yo recuerdo que en una oportunidad, cuando el propio Manuel Marulanda, comandante de las FARC, planteó comenzar a discutir los temas defondo como el modelo económico, el Plan Colombia, las fumigaciones, el narcotráfico, los voceros del Gobierno le dijeron que nada de eso era negociable. Entonces él respondió de una manera coloquial, diciendo: “díganme, qué carajo es lo negociable para saber entonces en donde va a estar aquí lo fundamental”. Eso nos muestra que el Gobierno no estaba preparado para esas negociaciones, como no lo estuvieron los gobiernos anteriores. Si miramos lo que ocurrió con Belisario, lo que ocurrió con César Gaviria en las negociaciones que adelantaron esos gobiernos, que fueron también importantes, vamos a encontrar que justo en los momentos en que estaban dadas las condiciones para abordar la negociación de fondo, fracasaron los procesos por causas previsibles, porque se estaba dialogando en medio del conflicto y cualquier cosa, cualquier acto de guerra, cualquier barbaridad podía ocurrir en medio de una negociación que se llevaba a cabo en medio del conflicto. Esto fue lo que detectó la Comisión de Notables y por eso insistió en la necesidad de negociar sobre la base de una tregua y un cese del fuego.

-Y al hablar de tregua y cese al fuego, ¿se extendía ese concepto también al cese de hostilidades?
-Sí, nosotros planteábamos inicialmente una tregua de seis meses. Definida la tregua, se entraba a discutir el tema de hostilidades, de desapariciones, el secuestro y la desaparición forzada, la prohibición de utilizar armas no convencionales, la penalización de la lucha social, etcétera. Nosotros siempre planteábamos que estos eran temas bilaterales, que a lo mejor en algunos aspectos eran de exclusiva responsabilidad de una de las partes, pero otras tenían su equivalente en la contraparte. Por ejemplo, obviamente el secuestro era responsabilidad de la guerrilla. Pero la desaparición forzada siempre ha estado ligada a una práctica del Estado, porque lo han hecho sus agentes estatales y lo hacían los paramilitares por cuenta de sus nexos con agentes del Estado. Entonces, cada aspecto tenía su equivalente. En el tema de minas antipersonales se planteaba un compromiso bilateral, tanto de guerrilla como del Estado en desminar el territorio nacional y en abandonar esa práctica. En fin, había una serie de temas relativos a las hostilidades, y quizás el más importante era el tema de secuestros y el de la desaparición forzada, que había que entrar a resolver para luego sí abordar la agenda de negociación.

-A su manera de ver ¿cómo ve la coincidencia o divergencia de un eventual proceso con las FARC y el proceso con el ELN?
-En la Comisión de Notables discutimos también eso curiosamente, aunque nosotros teníamos el límite del proceso del Caguán. Es decir, no estaba proyectado este informe para que de alguna manera incidiera en las aproximaciones que ya el gobierno de Pastrana estaba haciendo con el ELN. Sin embargo, en la Comisión de Notables nos tomamos la libertad de insistir un poco sobre el tema del ELN e hicimos un llamado general a que ELN entendiera este proceso del Caguán y de alguna manera se involucrara en él. Sin embargo, también advertimos que dadas las contradicciones entre FARC y el ELN tras la crisis de la Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar, ambos procesos tenían su propia dinámica, aunque un mismo objetivo, que era el de la solución política. Se señaló que se podía avanzar en ambos procesos, pues aunque cada uno tenía sus propias características, necesariamente se iban a encontrar. Decíamos que todo este itinerario -cese de fuego, tregua, cese de hostilidades, negociación de agenda - culminaba con una Asamblea Nacional Constituyente que tenía la misión histórica de elevar a rango constitucional los acuerdos de paz. Llamábamos a que las FARC, desde luego, depusieran armas para poder llegar a la constituyente, porque se supone que si se llegaba a la constituyente era porque existía un acuerdo de paz. Planteábamos que allí podía ser el punto de confluencia de los dos procesos. Incluso, si no se daba un punto de encuentro antes, por lo menos en la constituyente, admitiendo que resultaba muy difícil hacer una constituyente para el ELN y luego otra constituyente para las FARC. Creo que eso sigue siendo válido.

En aquella época aparentemente estaba más avanzado el proceso con las FARC. Era un proceso con mucha fragilidad pero que en apariencia estaba mucho más avanzado que el proceso con el ELN en La Habana donde apenas se daban unos primeros pasos de aproximación. Hoy en día es lo contrario. Vemos un proceso con el ELN más avanzado, también en apariencia, porque ya hemos visto que tiene su propia fragilidad. Pero está desde luego más avanzado. Con las FARC no existe un proceso, pero si llegare a abrirse un escenario de negociación con las FARC no me cabe la menor duda que en algún punto tendrán que encontrarse estos dos procesos. Y eso lo entiende la guerrilla también, yo se lo he escuchado a dirigentes del ELN, se lo he escuchado también a dirigentes del las FARC. Ellos tienen claro que estos procesos, teniendo quizás cada uno su propia dinámica, en un momento determinado, más adelante tendrán que encontrarse.

-A su manera de ver, ¿qué es lo que permitiría que los procesos con grupos armados lleguen a buen término?
-Yo creo que el proceso con el ELN y un eventual proceso de negociación con las FARC pueden tener perspectiva y posibilidad de avanzar en el tiempo, siempre y cuando haya un comportamiento del Gobierno que lo facilite, entendiendo que los acuerdos han de ser bilaterales - que también es el sentido que tiene la reciente propuesta de los facilitadores en el proceso con el ELN - es decir, que tiene que haber un compromiso de bilateralidad en todo esto y no esa exigencia de unilateralidad que ha caracterizado siempre al Gobierno y que parece que ahora le insiste nuevamente al ELN, planteando que si quiere un proceso de negociación primero debe desmovilizarse, siguiendo la hoja de ruta del proceso con las autodefensas y los paramilitares, que es completamente diferente con la guerrilla. La gran diferencia es que con los paramilitares no había agenda sustantiva porque no hay realmente nada que se pueda negociar con uno mismo. En el caso de las guerrillas sí están dialogando con unos rebeldes que se levantaron contra el Estado y por eso me parece que el Gobierno debe tener en cuenta la bilateralidad, independientemente de las exigencias de voluntad política que sí debe hacérsele a la guerrilla en determinado momento, en temas como el secuestro o el cese de hostilidades.

Pero más allá de esos aspectos que sin duda tendrán que abordarse, con ayuda de las iniciativas de la “sociedad civil”, el Gobierno tiene que entender que hay que aplicar un concepto de bilateralidad si quiere realmente sacar adelante un proceso. Porque con el criterio de la unilateralidad, de pensar que primero tienen que desarmarse, desmovilizarse y luego sí ir a una mesa de negociación, yo creo que no va a lograr nada, ni con el ELN ni con las FARC.

-¿Cuáles serían los principales contenidos de una agenda sustantiva de negociación con las FARC?
-A mi me parece que hay aspectos históricos que son importantes. En primer lugar, el tema agrario. Va ser fundamental en la negociación con las FARC, quizás no es prioritario hoy en día porque, bueno, este ya es otro país, más urbano, no es el país agrario de cuando surgieron las FARC, pero es vital porque es una especie de deuda histórica que tiene el Establecimiento con la sociedad, no digo con las FARC, sino con el campo, con los campesinos. Entonces, este tema de una reforma agraria va a ser fundamental, y va a estar relacionado con algo muy vigente que es el tema de los cultivos de uso ilícito.

Para las FARC y para muchos analistas de estos temas, el problema de los cultivos ilícitos tiene que ver más con el vacío de una reforma agraria en el país que con la cadena del narcotráfico, de los capos, de las mafias - con la que por supuesto tiene que ver porque es parte de la cadena - pero como fenómeno social es distinto. El narcotráfico no es un fenómeno social, es un fenómeno delictivo, pero los que tienen cultivos ilícitos sí son una expresión social que tiene que ver con el vacío de una reforma agraria integral en este país.

En segundo lugar, está el tema político, el tema de la democracia, el tema de la participación. Las FARC van a requerir de mucha confianza en que una eventual participación política de la insurgencia ya desarmada, convertida en movimiento político, va a estar exenta de operativos de exterminio, de guerra sucia y todo eso. No es suficiente que el Gobierno diga que ya está acabando con el paramilitarismo. Es claro que el fenómeno del paramilitarismo ha sido determinante en el exterminio de la izquierda, como en el caso de la Unión Patriótica. Pero también hay un fenómeno antidemocrático, que lo estamos viendo ahora con el gobierno de Uribe Vélez, cuando se monta una reelección en función de votos mal habidos, de votos negociados con los paramilitares, de la ventaja del candidato- presidente porque tiene todos los recursos del estado, etcétera.

Tiene que haber unas reformas políticas en nuestro país, legalmente, que garanticen realmente que va a haber una posibilidad y unos espacios para las fuerzas alternativas y de la izquierda.

Y en tercer lugar, una agenda tiene que ver con fenómenos nuevos, como el Plan Colombia, la intervención norteamericana y el Tratado de Libre Comercio. Todo esto va jugar un papel en la negociación en ambos casos, no sólo con las FARC sino también con el ELN. La agenda común que aprobaron en el Caguán es una agenda general, muy llena de temas. Pero si eso lo traemos aquí, a la realidad, tiene que concretarse en unos pocos aspectos. Nadie puede pretender que en una mesa de negociación se resuelva el tema del empleo, por ejemplo, o el problema de resolver la pobreza absoluta o la pobreza relativa que hay en el país. Estos son problemas que tienen que ver con la dinámica y con la estructura del Estado y que tienen que ver con otros cambios que se pueden hacer por vía democrática sobre la base de una solución política del conflicto y eso tiene que entenderlo la guerrilla. Aquí no puede haber una agenda maximalista. La revolución no se puede hacer por contrato, en una mesa de negociación. Tiene que haber una ubicación de temas específicos que permitan la democratización del país y un nuevo orden político, social y económico. Es lo que tiene que darse en una mesa de negociación y eso va a ser fundamental.

-¿No es contraproducente adelantar diálogos con un grupo armado y al mismo tiempo excluir a otro?
-Es indudable que la política de paz tiene que ser una política de Estado. Eso lo recomienda también la Comisión de Notables. Una política de Estado quiere decir que debe ser integral, que debe ser dirigida a todas las fuerzas que están en el escenario de la lucha política y armada. Entonces, no se puede excluir a ninguna fuerza insurgente, como no se puede excluir a ninguna fuerza política ni a ningún sector de la sociedad en eventuales diálogos de paz. Evidentemente, los diálogos son para resolver por vía política un conflicto, pero un conflicto que afecta al país y a la sociedad entera. Entonces, todas las fuerzas políticas, de derecha, de izquierda, de todos los sectores y las instituciones del país, empresarios, sindicatos, etcétera tienen que participar en esto. De alguna manera tienen que haber espacios incluyentes.

La Comisión de Notables hablaba de una tercera silla en la negociación, que es una silla plural. Decíamos que es la silla de una “sociedad civil” que no es homogénea. No piensa igual el presidente de la ANDI que el presidente de un sindicato. Entonces, esa tercera silla es heterogénea y tiene que participar. Algunos son enemigos de esto, porque creen que este es un problema entre la guerrilla y un Gobierno que representa al Estado. Esto no es así, ni se puede polarizar el país de esa manera, porque no todos se sienten representados por la guerrilla o por el Gobierno. Hay quienes se quieren hacer representar en otros espacios.

Ahora, la política de paz integral implica hacerla con todos, con ELN y FARC, porque de todas maneras va a influir de alguna medida. Por ejemplo, al hacer un cese de hostilidades con el ELN ¿cómo se puede garantizar si no hay un proceso simultáneo con las FARC? Hay zonas donde puede ser más fácil porque el ELN no tiene la misma extensión territorial de las FARC. Pero por ejemplo en Arauca, donde están enfrentados pero comparten territorios, ¿cómo se va hacer? o en Norte de Santander o en algunas regiones de Antioquia, en donde hay presencia de FARC y ELN, en donde hay incluso acciones conjuntas del ELN y las FARC, ¿cómo se va a resolver esto?

Por otra parte, en la propia negociación se van a presentar contradicciones. Por ejemplo, con el problema agrario. Hay unos enfoques que tiene el ELN pero hay otros diferentes que tiene las FARC y que son más históricos, no digo que sean mejores que los del ELN o que los del ELN sean actuales mientras los otros estén desactualizados. No se trata de eso, sino de mirar que hay distintos enfoques frente a unos temas y que no pueden resolverse políticamente al margen de la participación de los otros. No se puede resolver el tema agrario sin la presencia del ELN o las FARC, ni los problemas que tienen que ver con una apertura política del país. Entonces, necesariamente una negociación con el ELN de alguna manera va a tener incidencia en las FARC. Pero si las FARC no están en el escenario de la negociación, eso se va a afectar, como lo habría sido al contrario también. Por eso lo mejor que puede hacer el Gobierno es tener una política integral y abrir unos escenarios de negociación. Yo creo que al Gobierno le ha faltado más voluntad y más iniciativa en ese campo, porque no puede resolver todo diciendo con ELN sí tengo un conflicto, pero con las FARC no hay un conflicto. Ese es un absurdo.

-¿Qué cree que las FARC consideraría una renovada voluntad para poder entrar en un proceso de paz?
-Es claro que las FARC también tienen que dar muestras de voluntad política y de un deseo de abrir un escenario de negociación. Yo creo que eso es vital. Por eso a mí me parece, sin condicionarlo, que la idea del “acuerdo humanitario” nos puede abrir esa perspectiva y esa posibilidad. No creo que se deba condicionar un intercambio humanitario - en relación con las personas que están en cautiverio - a un proceso de paz. Pero sí creo que se puede de alguna manera relacionar, y si tenemos éxito en un intercambio humanitario se puede abrir esa posibilidad. Entre otras cosas, las FARC ya lo han planteado. En la carta que dirigieron a los tres poderes este año, ellos dicen: “hagamos el intercambio humanitario y luego examinemos las posibilidades de un escenario de negociación”. Claro, plantean una cantidad de condiciones y de cosas, pero de eso se trata, de que cada quien plantee lo suyo para que ya sentados en una mesa de negociación, se pueda entrar a resolver punto por punto. Es lo mismo que está ocurriendo con el ELN. El ELN ya ha hecho unos planteamientos, los facilitadores otros, el Gobierno como siempre nunca hace propuestas, es reactivo, esperando las propuestas de los demás para reaccionar, siempre se queda un poco atrás en eso, pero en fin, de eso se trata y yo creo que en eso tiene que también ayudar mucho la guerrilla demostrando de manera inequívoca su voluntad política y su deseo de entrar en un proceso de negociación.

Bogotá D.C. Abril de 2007 Publicado en el boletín de Indepaz

Carta de Carlos Lozano Guillen denunciando el acoso de los organismos de seguridad colombianos

Doctor Álvaro Uribe Vélez Presidente de la República Casa de Nariño
Señor Presidente:
Se me ha vuelto costumbre en los últimos cuatro años que los organismos de seguridad del Estado me hagan seguimientos, filmen y fotografíen mis desplazamientos, acosen mi actividad cotidiana y ejerzan ilegal hostigamiento hacia mi libre ejercicio profesional. Sin embargo, no renuncio a defender mi integridad y mis derechos constitucionales.
El jueves 17 de agosto pasado, fui seguido por un grupo de agentes, al parecer de inteligencia del DAS, después de una entrevista que sostuve en el norte de Bogotá con el doctor álvaro Leyva Durán, a la una de la tarde. El seguimiento se sostuvo hasta el aeropuerto Eldorado, donde concurrí a recibir al señor Liam Craig-Best, director de la ONG Justicia por Colombia de Londres. Mientras esperaba al señor Craig-Best fui fotografiado y filmado en repetidas ocasiones, inclusive en momentos en que conversé con la doctora Gloria Cuartas, quien esperaba a unos amigos suyos en el aeropuerto.
Después de recibir al señor Craig-Best, el procedimiento irregular y provocador continuó, hasta el punto que lo despaché para su hotel en un vehículo de escoltas por lo tensa de la situación. Decidí enfrentar a los individuos, como unos cuatro, pero tres de ellos se retiraron de manera apresurada, el otro que nunca se identificó, aunque le dijo a mis escoltas que era de la Sijin, no me respondió cuando le pregunté las razones que tenía para el descarado y abusivo seguimiento. Creo que el grupo hostil es de inteligencia del DAS, porque uno de los individuos que se retiró cuando los enfrenté tenía puesto un chaleco de esta entidad, que se quitó y lo guardo bajo el brazo.
No es la primera vez que esto sucede. En enero de este año ocurrió lo mismo con un vehículo, con dos personas a bordo, que me siguió durante varias cuadras, hasta la Embajada de Suiza, pero que detenidos los dos sujetos por una patrulla de la Policía resultaron ser de la Dipol, organismo de inteligencia de la Policía Nacional. Esta situación se la comuniqué a Usted por escrito y nunca recibí respuesta.
Los teléfonos de mi oficina en el periódico VOZ están interceptados, dudo que con autorización judicial. Estoy seguro de ello porque cuando entra o sale una llamada telefónica tiene interrupciones y ruidos propios de ello. Por lo demás, esa información la recibimos de fuente de todo crédito. Solicité una explicación de la Fiscalía General de la Nación y nunca obtuve respuesta. Los números telefónicos son: 2 321461 y 2 328220 de Bogotá.
El cuatro de agosto del presente año, tres días antes de su posesión para el segundo periodo presidencial, dos policías se presentaron a las instalaciones de VOZ con la intención de revisar la terraza, para descartar que de allí se disparara un artefacto contra la Casa de Nariño, 35 cuadras distante. La sola duda me irritó.
En las últimas dos ocasiones que salí del país fui víctima de un procedimiento discriminatorio por agentes de extranjería del DAS, porque mi pasaporte es sometido a rigurosa investigación de un supervisor. Debo decirle que lo mismo ocurría hace tres años, pero ante la queja que presenté al doctor Noguera la arbitrariedad se suspendió. Ahora han retornado a ella.
Me siento ultrajado, Señor Presidente, y vulnerado en mis derechos constitucionales. No entiendo, por qué funcionarios gubernamentales del nivel de los doctores Luis Carlos Restrepo y Fabio Valencia Cossio se reúnen conmigo para intercambiar opiniones sobre los temas del intercambio humanitario y la paz, que son de interés común, en la idea, según me lo aseguran, de concretar en qué puedo ayudar al respecto, mientras los organismos de seguridad del Gobierno, entre estos el DAS que depende de manera directa de la Presidencia de la República, se dedican a seguirme y maltratarme.
Acudo a Usted, Señor Presidente, en demanda de su intervención para que se respeten mis derechos constitucionales y se ponga fin a la violación de mi derechos humanos.
Del Señor Presiente atentamente,
Bogotá D.C. 18 de agosto de 2006
Carlos A. Lozano Guillén
Miembro del Círculo de Periodistas de Bogotá (CPB)